viernes, 13 de mayo de 2011

INICIATIVA POPULAR Y LA ALTERNATIVA NACIONAL Y POPULAR EN CORDOBA.

INICIATIVA POPULAR expresa nuevamente su rechazo a un eventual acuerdo con el ex-gobernador José Manuel de la Sota para que las fuerzas kirchneristas de la Provincia de Córdoba apoyen su pretensión de obtener un nuevo mandato en la máxima magistratura provincial para el período 2011-2015 a cambio de un ocasional y mentiroso apoyo a la candidatura presidencial de Cristina Fernandez de Kirchner. 
Sabemos que el gobierno no puede desconocer los compromisos políticos e ideológicos de José Manuel de la Sota con los intereses neoliberales menem-cavallistas del 90 y su disposición hacia quienes pretenden brindar un marco de impunidad con el olvido a los represores de los 70. Todavía indigna a todo el campo popular sus reflexiones sobre las madres de Plaza de Mayo.
José Manuel de la Sota no es dueño de los votos de los sectores populares. Las expectativas de los cordobeses por nuestra compañera Cristina crecieron gracias a la política del gobierno nacional, situada en las antípodas del pensamiento de De la Sota. Los electores que manifestarán su apoyo a Cristina no los pone De la Sota. Los pone Cristina, a pesar de lo hecho por De la Sota. Y si vienen nuevos votos sojeros, esquivos en el 2009, será por las correcciones del gobierno nacional para atender la realidad de los pequeños productores y no por los discursos de De la Sota.
Tampoco se entiende el negocio a la luz de la necesaria construcción de apoyo popular, cuando lo único que se consigue es confundir a toda la militancia popular. ¿Hay forma de explicar a los jóvenes y viejos militantes que vienen de la mano de Nestor y Cristina que votando a De la Sota se construye el camino hacia la patria grande? ¿a ese llamado tendrán que acudir  en Córdoba los compañeros de las mil flores con que soñó Néstor Kirchner antes de su muerte?
Es preciso que nadie se llame a engaño. Digan lo que digan quienes idolatran los aparatos electorales, el Partido Justicialista unido ya no es posible en la Provincia de Córdoba ni en el país. Esa unidad ya no es posible desde que bajo la invocación del General Perón tanto Menem como Duhalde , Cavallo y De la Sota sometieron a nuestra Nación a la más cruda y arrasadora experiencia neoliberal conservadora en la década del 90, desmantelando el Estado y rifando los recursos estratégicos de nuestra patria.
Cuando nuestra compañera Cristina afirma que el consenso es imposible con quienes se oponen al modelo productivo, inclusivo, nacional y popular que con todas sus limitaciones fueron forjando Nestor y Cristina desde el 2003, está afirmando que esa divisoria de aguas atraviesa a todo el pueblo argentino.
Nestor y Cristina han venido a ensanchar el campo nacional y popular con nuevos contingentes de militantes que no vivieron las realizaciones de la primera década del peronismo histórico pero tienen fresca en su memoria las claudicaciones de la década del peronismo menemista.
Bajo la bandera de la unidad se contrabandea hacia el campo nacional y popular a los seguidores de Menem, De la Sota y Duhalde y se expulsa a miles y miles de militantes del campo popular que rechazan ese peronismo neoliberal conservador pero abrazan las banderas históricas del peronismo y las nuevas  realizaciones del kirchnerismo.  
Son miles y miles los compañeros peronistas y no peronistas identificados con el movimiento nacional y popular que no van a votar a José Manuel de la Sota, bendiga quien lo bendiga, porque no lo reconocen en el campo popular, sino en la vereda de enfrente, la neoliberal conservadora, junto con Cavallo,  Duhalde, Narváez, Macri, Magneto, Bergoglio, y Biolcati.
Y porque además están convencidos que de llegar a la gobernación de Córdoba, no tardará en constituirse en la cabeza visible de la oposición  para salvaguardar los intereses económicos que siempre defendió y para socavar los cimientos del gobierno nacional y popular, en un remedo mucho más peligroso de la traición de Cobos a la actual gestión de Cristina.
El kirchnerismo unido sí sería posible en la Provincia de Córdoba. Porque Nestor y Cristina han repudiado  la traición menemista de la decada del 90 y porque vengamos de donde vengamos estamos dispuestos a defender todos y cada uno de los logros de Nestor y Cristina y a profundizar el proceso hacia la construcción de la patria grande.
Es por eso que no acordamos con los posibles acuerdos con  quienes representan la continuidad del neoliberalismo en Córdoba, planchando en la desorientación a toda la nueva militancia popular.

PERO SE MUEVE…….
La compañera Cristina, a pesar de De la Sota, Schiaretti y la Mesa de Enlace,  cuenta con márgenes de apoyo popular impensables en nuestra Provincia luego de la derrota del 28 de Junio de 2009. Las medidas de gobierno adoptadas desde entonces profundizando la recuperación del Estado y de los indicadores centrales de la economía que gravitan sobre la suerte de los sectores más desprotegidos junto con la transitoria desarticulación de la oposición destituyente, han revertido el panorama electoral hacia las presidenciales del 2011. La discusión parece limitada a si el triunfo popular será en primera o segunda vuelta.
A este respecto nos comprometemos a articular desde ya y con el esfuerzo de toda la militancia nacional y popular, la más encendida, pujante y consecuente campaña electoral por la reelección presidencial de nuestra compañera Cristina Fernandez de Kirchner. No dejaremos la campaña electoral en manos de dirigentes con discursos de compromiso.
En el orden provincial, no cejaremos en los esfuerzos que venimos realizando con otras agrupaciones hermanas como Pertenencia Popular, la Corriente Atilio Lopez, Cristianismo y Liberación, el Movimiento de Unidad Popular y  el MPSOL por conformar una lista de alternativa, que represente genuinamente los intereses del movimiento nacional y popular, junto con las organizaciones políticas y sociales  que apoyan incondicionalmente la reelección presidencial de Cristina y postulen un programa de gobierno provincial y local consustanciado con el modelo de país que pretendemos para nuestra Nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada